Cursos de Música Gratis en Internet

Identificador de notas Escalas Afinador

TÉCNICA BÁSICA-BAJO ELÉCTRICO LECCIÓN 1


1- Partes del instrumento

 

El bajo eléctrico es un instrumento de 4 cuerdas. A continuación aparece un diagrama de un bajo y el nombre de cada una de sus partes.

Fig.1 La bajo eléctrico y sus partes

 


Existen también bajos de 5 y 6 cuerdas. El mas común es el bajo de 4 cuerdas. Las fotografías que verás en esta lección corresponden a un bajo de 5 cuerdas

Las cuerdas se numeran de agudas a graves como 1ª,2ª,3ª y 4ª. y las notas que producen son:

1 ª cuerda = G (Sol)
2 ª cuerda = D (Re)
3 ª cuerda = A (La)
4ª cuerda = E (Mi)

 

 

2- Forma correcta de tomar el instrumento

Existen dos formas de tocar el bajo eléctrico: de pie o sentado. Al tocar de pie, lo mas recomendable es tener un talí, cuyos extremos se sujetan el bajo. Con el talí podrás colgar el bajo a tu cuerpo. El talí debe pasar por tu hombro izquierdo hacia tu espalda, saliendo el otro extremo por debajo de tu brazo derecho. Observa la fig.2.

 

Fig.2 Tocando de pie

 

 

Al tocar sentado no es tan necesario el uso del talí, aunque muchos bajistas prefieren usarlo siempre. La posición para tocar sentado consiste en apoyar el bajo sobre el muslo derecho. Observa la fig.3

 

Fig.3 Tocando sentado

 

 

Ya sea de pie o sentado, tu mano izquierda oprimirá las cuerdas en distintos trastes del brazo de el bajo para obtener distintas notas o alturas, mientras tu mano derecha pulsará las cuerdas para que suenen.

 

Fig.4 Lo que hacen las manos

 


La pulsación de las cuerdas se realiza de dos formas: con los dedos, que es la mas común y en este caso son los 3 dedos de la mano derecha: el pulgar, el dedo índice y el dedo medio. El dedo anular se usa ocasionalmente y el meñique prácticamente no se usa. El otro método de pulsación de las cuerdas es por medio de una plumilla con la cual se pulsan las cuerdas con dos movimientos: hacia arriba o hacia abajo. La plumilla no es tan común en el bajo como en la guitarra, pero se usa en muchos estilos de Rock.

 

Fig.5 Pulsando las cuerdas con los dedos 

 

    

Fig.6 Pulsando las cuerdas con la plumilla

 

 

 

 

3- Posición de las manos y Digitación

Mano Izquierda: se colocan los dedos índice, medio, anular y meñique sobre la parte delantera del brazo y se coloca el pulgar por detrás del brazo de el bajo. Debes cuidar que el pulgar se mantenga detrás del brazo sin tensarlo.


Fig.7 Posición del pulgar detrás del brazo de la mano izquierda.

 

 

Mano Derecha: se colocan los dedos cerca de las cuerdas para poder pulsarlas. En caso de usar plumilla, ésta se sujeta con los dedos pulgar e índice para pulsar las cuerdas. Ve la fig.6.

 

 

Digitación o numeración de los dedos: en el bajo se numeran los dedos de la mano izquierda, exceptuando el pulgar, que se encuentra colocado por detrás del brazo.

 

Mano Izquierda:

Pulgar = no toca
Índice = 1
Medio = 2
Anular = 3
Meñique = 4

 

Cuando veas un cero "0" quiere decir que la cuerda se toca "al aire" esto es, se pulsa la cuerda con la mano derecha y la mano izquierda no oprime ningún traste.

 

Fig.8 Digitación de los dedos de la mano izquierda en el bajo

 

 

La pulsación de las cuerdas con la mano derecha normalmente no se indica en una partitura y se deja libertad para que el bajista pulse las cuerdas con los dedos que le acomoden, normalmente con el dedo índice y medio.

 

Fig.9 Tocando con los dedos índice y medio de la mano derecha

 


 

El pulgar ser utiliza para una técnica específica llamada "slap" que estudiaremos posteriormente

 

Como Musycom┬« enfoca sus cursos en los estilos contemporáneos, en las animaciones verás las digitaciones de la mano izquierda asumiendo que la mano derecha será tocada con los dedos o con una plumilla.

 

En caso de tocar con la plumilla, existen plumillas de distintos tamaños, formas y colores. Existen también plumillas duras y suaves. La mejor plumilla es la que mas te acomode. Visita una tienda de instrumentos musicales, toma un bajo y prueba distintas plumillas para ver cuál te acomoda.


4-Conceptos elementales de Técnica y Ejecución

La habilidad técnica es un aspecto importante de un músico, no importando el estilo de música que toque. El desarrollo de una técnica sólida en el bajo requiere de paciencia, persistencia y atención a los detalles.

 

En el bajo se trabaja en un principio, el desarrollo de la técnica en la mano derecha es decir, la mano que pulsa las cuerdas con los dedos o con la plumilla. Comenzaremos por desarrollar el ataque de las cuerdas con los dedos mas comunes: el dedo índice y el dedo medio.

 

Ejercicio 1. Usando los dedos índice y medio sobre las cuerdas al aire.

 

 

 

Repite las 4 notas en cada cuerda varias veces alternando ambos dedos de la mano derecha. Hazlo hasta que sientas que puedes hacerlo confortablemente y a tiempo con un metrónomo. Comienza despacio y sube la velocidad poco a poco

 

Ejercicio 2. Usando los dedos índice y medio en la mano derecha y usando 3 dedos en la mano izquierda

 

 

 

Ejercicio 3. Usando los 4 dedos de la mano izquierda, en los 4 primeros trastes en todas las cuerdas

 

 

En caso de usar Plumilla:

 

Las cuerdas pueden pulsarse en dos direcciones: a) hacia abajo y b) hacia arriba. Para efectos pedagógicos, en este Curso distinguiremos la dirección del plumilleo con los siguientes símbolos:

 

Plumilleo hacia abajo
V Plumilleo hacia arriba

 

El primer principio de la técnica con plumilla es hacer que el plumilleo hacia abajo se escuche idéntico al plumilleo hacia arriba.

 

La razón de este principio radica en que el movimiento hacia abajo está a favor de la gravedad, mientras que el movimiento hacia arriba está en contra de la gravedad. Esto provoca que la ejecución en ambas direcciones no sea igual y requiera de cierto trabajo para igualarla.

 

Para lograrlo, comenzamos el trabajo técnico con el llamado picking alternado que consiste en pulsar las cuerdas alternando con la plumilla en ambas direcciones.

 

Ejercicio 4: tocando una nota con cuartos y octavos. Nota: observa que al tocar los cuartos necesariamente debes realizar un plumilleo hacia arriba en silencio sin tocar la cuerda, para preparar el ataque del siguiente nota.

 


 

 

El propósito de estos dos primeros ejercicios es que mantengas la sensación de estar tocando octavos alternadamente, bajando y subiendo la plumilla, considerando además que algunos de estos golpes no suenan y sirven exclusivamente de balance para el movimiento de tu mano derecha.

 

5-Lo que no debes hacer

  • Tener los dedos tensos o apretarlos. Suelta tus manos y sacúdelas como si quisieras quitarte el exceso de agua. Esto relajará tus dedos.
  • Tensar las muñecas o apretarlas. Utiliza la solución del punto anterior. Si sientes dolor en la muñecas es que estás ejerciendo fuerza y tensión innecesaria en ellas.
  • Subir los hombros. Esto produce tensión innecesaria en los brazos. Revisa constantemente que no ocurra esto.
  • Sentarte cómodamente o si tocas de pie, ajustar el talí cómodamente.
  • Estudiar cuando te encuentres fatigado. Esto no solo resta atención a lo que estas haciendo, reduce tu rendimiento y tus resultados.
  • En general, utilizar cualquier posición antinatural de cualquier parte del cuerpo involucrada en tu ejecución.

Nunca toques hasta el punto de que sientas dolor, pues esto es señal de que algo estas haciendo mal. Tus dedos, muñecas, tu cuerpo y tus brazos deben estar completamente relajados para lograr una buena técnica.

 

6-Algunos consejos útiles para estudiar

 

I. Cuando tengas problemas con un pasaje o ejercicio te recomendamos:

   a. Bajar la velocidad
   b. Revisar a detalle tus digitaciones, probar nuevas opciones.
II. Cuando estudies ejercicios, estúdialos con metrónomo.
III. Aprende de memoria lo que estas tocando para eliminar la partitura y concentrar tu atención en el instrumento y en lo que están haciendo tus manos.
IV. Una vez que aprendas el ejercicio o pasaje, prueba tocar sin ver el instrumento; esto reforzará tu memoria muscular y te sentirás mas seguro cuando vuelvas a ver el instrumento.
V. Recuerda que lo mas importante para avanzar es la constancia. Practica diario y respeta tus horarios de estudio. Organiza tus sesiones de estudio, a continuación te damos una idea:
   o Tiempo de Pre-práctica, donde estableces los objetivos de la sesión de estudio que estudiarás
   o Tiempo de Práctica, donde trabajas: técnica, ejercicios, piezas, análisis, lectura, etc.
   o Tiempo para explorar libremente el instrumento, simplemente tocar, experimentar, crear, tomar el camino que desees.
   o Tiempo de Post-práctica, donde observas si cumpliste con el objetivo de la sesión de estudio.

 

Aprende y disfruta al máximo de tu instrumento.